Charla TEDx de los chicos de Minimalist

Os dejo el enlace a una charla de The Minimalist en TEDx, dos de los más importantes representantes mundiales del movimiento del minimalismo.

Si sabéis inglés, os recomiendo escucharlos.

Para los que no, bueno, un pequeño resumen: en el video hacen un resumen de cómo llegaron a la conclusión de que el minimalismo era la mejor alternativa para ser felices ellos, y mejorar el mundo. Evitar el consumo innecesario y compulsivo, reducir la cantidad de cosas que tenemos y acumulamos y centrarse en las cosas importantes para nosotros.

Me quedo con la última frase:

Ama a las personas y utiliza a las cosas. Lo contrario [amar las cosas y usar a las personas] no funciona nunca.

 

 

Anuncios

Digitaliza, pero ten copias…la vida al filo

La digitalización de tus documentos y de los productos es una de las claves del minimalismo. Poseer lo menos posible, y lo que posees que ocupe el menor espacio posible tienen mucho que ver con el boom del mundo digital.

Ahora, si quieres ver una peli o una serie no necesitas comprar el DVD, ni siquiera necesitas comprar el archivo digital, puedes, simplemente, pagar una suscripción de 8 euros al mes, y tendrás cientos de ellas que disfrutar. Si quieres una en concreto, puedes ir a alguno de los videoclubs online y alquilarla por 4-5 euros.

Lo mismo ocurre con los libros, si quieres leer un libro, su versión digital costará unos 10 euros o menos, y eso ahorrará espacio, dinero y el tiempo de ir a por él.

Si quiero hacer un viaje corto en coche puedo tirar de alguna aplicación, y si es largo, alquilarlo igualmente.

Y si extendemos este principio a todo aquello que quepa dentro de nuestro móvil, tableta o televisión inteligente.

Todo muy minimalista.

Pero si te preocupa también la independencia deberías plantearte esta visión desde otro punto de vista.

¿Qué ocurre con esos servicios cuando su proveedor decide cerrarlos?

Hemos visto dos ejemplos de ello bastante recientes. Google + y la tienda de libros de Microsoft.

En ambos casos la multinacional ha decidido que el servicio no le era rentable y ha decidido cerrarlo. En el primer caso te dejan descargarte un archivo con tu información, y en el segundo te reembolsarán el importe pagado.

Pero en ambos casos perderás el acceso a algo que habías comprado, con tiempo, o con dinero.

Sí, recuperas tu dinero, y sí, puedes tratar de buscar algo en tu archivo…pero en ambos casos has perdido el acceso completo a aquello que valorabas…eres mucho menos independiente.

Un tercer caso es la pérdida por parte de MySpace de los archivos de millones de usuarios por un error en una migración de servidores (curioso que tengamos tantos problemas con las migraciones, que se caiga Facebook y Whassap, que se pierdan los archivos musicales de millones de personas y miles de creativos, uno diría que esto de la migración de servidores es una excusa muy socorrida).

Sea como sea, si tu objetivo es ser independiente, tienes una tarea adicional a las que tienen los minimalistas puros y duros, tienes que asegurarte de que aquello que valoras, de que aquello que compras, no será eliminado cuando al ejecutivo de turno se le ocurra reducir costes y cerrar servicios.

Porque ése es el gran problema que plantea la famosa Nube.

Todo es mucho más accesible, desde tus archivos a sistemas de consulta, redes sociales, inteligencia artificial, capacidad de computación. Pero cuando se nos corta el acceso, o cuando se cae, o cuando el servicio desaparece lo perdemos todo. Imaginad que Amazon cierra, por lo que sea, porque Jeff Bezos decide ir irse a Titán y declarar la guerra al Marte de Elon Musk, para lo que necesita recursos y se lleva todo Amazon con él.

No sólo perderíamos acceso a Amazon Prime Video, a los libros del Kindle que no tengamos descargados (ya una vez los borró y tuvo que rectificar) y a todas sus aplicaciones, como nuestro asistente de voz…es que también se perdería acceso a todos los servicios que usan Amazon Web Services.

Se caerían cosas como Netflix, adiós a tus películas, Spotify y Shazam, adiós a tu música, Airbnb, goodbye a tus vacaciones rápidas y baratas, Pinterest, fuera tableros, Lyft, etc. etc.  etc. Pero tranquilos, instituciones como la NASA y la CIA también quedarían desconectadas.

Entendéis el peligro que es fiarse sólo de la Nube para disponer de nuestros bienes y servicios digitales.

Porque son miles las empresas que dependen de la nube de Amazon, y si a esas añadimos las nuevas de Google y la de Microsoft, entonces casi toda la economía digital depende de tres o cuatro compañías.

Por eso es tan importante para ser independiente que nos aseguremos de tener acceso a todo ello. Para eso, se está popularizando el término computación en el filo (Edge), que consiste en no centralizar la computación en un servidor remoto, sino realizar parte de los cálculos en el ordenador o móvil local. O el blockchain, que intenta descentralizar de una autoridad central cosas como el dinero, los contratos, etc.

Tú tienes la responsabilidad de salvaguardar tu propia información y tus propios servicios. Creando tu propia computación al filo, o al menos, guardando copia local de lo que te sea importante.

Pero de eso, hablaremos otro día.

satellite-1030779_960_720er6y56u5yhtyhth.jpg